Nutrigenética y nutrición personalizada

enero 5, 2022

Hace unos años cuando la revolución de la nutrición aún no había estallado, los pacientes que acudían a ver a un dietista-nutricionista (D-N) tenían el único objetivo de adelgazar. El papel que desempeñó este profesional de la salud fue guiar una dieta, casi siempre restrictiva, para pasar hambre y perder esos kilos de más que tanto molestan. Esta era la opinión que tenía la población de la nutrición en general y de la D-N en particular. Sin embargo, este enfoque ha experimentado un cambio radical en los últimos años, donde la nutrición y un estilo de vida “saludable” están en boca de todos. Y en gran parte, este cambio se debe al poder de las redes sociales, que han ayudado y ayudan, a concienciar a la población de la importancia de la alimentación para lograr una buena salud.

Nutrigenómica es la ciencia que define la relación entre la dieta y nuestra respuesta determinada genéticamente (y predisposición) a la misma. Sabemos, por ejemplo, que nuestros genes influyen en las preferencias alimentarias y tolerancias. Además de esto, ahora también estamos empezando a comprender cómo los componentes de la dieta influyen en la expresión de genes que modulan nuestra respuesta fisiológica a los alimentos que comemos. Muchos alimentos ahora están identificados con beneficios directos para la salud, además de su valor nutricional.

Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina. Pero comer cuando estás enfermo alimenta la enfermedad

Hipócrates

¿Qué tiene en cuenta la nutrición personalizada?

Más allá del objetivo y de las necesidades nutricionales específicas de cada individuo, la nutrición personalizada tiene en cuenta otros factores que moldean el día a día y por tanto influyen en la capacidad de adherencia a una dieta de cada paciente. Algunos ejemplos son:

– Intolerancias o alergias alimentarias que haya que considerar

– El tiempo libre que tengamos para dedicarnos a nosotros mismos y elaborar las distintas recetas

– El estado emocional en ese momento concreto

– Los gustos alimentarios

– El ambiente laboral, ya que pasamos la mayor parte de la semana en el trabajo y, por tanto, la estrategia nutricional ha de poder adaptarse a él

– La genética, ya que cada persona posee unos genes diferentes que determinan la respuesta a diferentes nutrientes o patrones de alimentación. Esta ciencia se denomina nutrigenética.

¿Qué es la nutrigenética?

La nutrigenética es una disciplina tanto de la nutrición como de la genética que está cobrando mucho protagonismo en los últimos años, pues en ella radica la clave para lograr una promoción de la salud sin precedentes.

La nutrigenética defiende que, como ya sabemos, todos somos diferentes, es decir, no hay ningún otro ser humano que comparta con nosotros los mismos genes, ni siquiera en el caso de los gemelos idénticos. Nuestros genes son totalmente únicos.

Desde la secuenciación del genoma humano sabemos que en nuestras células hay unos 35.000 genes codificantes, es decir, los que realmente dan lugar a proteínas y, por lo tanto, todos permiten los procesos físicos, químicos, fisiológicos y metabólicos de nuestro cuerpo. En estos 35.000 genes está “escrito” todo lo que somos y, sobre todo, lo que podemos llegar a ser.

Y recalcamos esta segunda parte porque aquí es donde entra la nutrición. Y es que no debemos pensar en los genes como algo estático o como si su expresión fuera de una simple suma matemática (Si tengo el gen A seré de la manera A ”). En la biología, y más a niveles moleculares como los del material genético, las cosas no son tan sencillas.

La expresión de genes para dar lugar a nuestros tejidos, órganos, rostro, habilidades, capacidades, forma de ser, etc. es un proceso muy complejo que depende del ambiente. Es decir, la naturaleza nos pone los genes, que son los «ingredientes». Dependiendo de cómo vivas, los vas a “cocinar” de una forma determinada, haciendo que la manera en la que los genes se expresan y el grado en el que lo hacen, varíe enormemente.

Y se ha observado que uno de los factores ambientales que mayor influencia tiene en la expresión de los genes es la dieta. Los nutrientes y todos los componentes presentes en la comida son procesados ​​por nuestras células, pues no olvidemos que comemos para alimentar a todas y cada una de las millas de millones de células que conforman nuestro organismo.

Y una vez son procesados, estos nutrientes tienen un impacto enorme en la expresión de genes, modulando la actividad del ADN y, por lo tanto, influyendo en innumerables aspectos de nuestra fisiología y anatomía. Y esto es en lo que se basa la nutrigenética: en el poder de los alimentos para determinar cómo somos (y cómo seremos), entrando por lo tanto en juego todo el ámbito de prevención de enfermedades, algo en lo que la nutrigenética tiene mucho que decir.

La nutrición personalizada en Oorenji

Aunar todos estos factores para que se vean reflejados en una estrategia nutricional es la tarea del D-N, la cual se ve facilitada por el uso de una plataforma para gestionar toda esta información. Mefood es una de ellas, que destaca por su interfaz moderna e intuitiva y por estar actualizada en los últimos avances en nutrición, como por ejemplo, la información nutrigenética, la cual se puede obtener de una muestra de saliva y cuyo análisis e integración está disponible en Oorenji.


Deja una respuesta

es_ESSpanish